¿Por qué tener un purificadores de aire IQAir en escuelas?

La calidad de aire en las escuelas en México afecta las vida de más de 20 millones de estudiantes, es decir, 20% de la población. Muchas escuelas sufren de muy mala calidad del aire debido a la combinación de factores internos y externos al salón de clase. Para el caso de los factores internos los contaminantes son debidos a los propios particulas que desprende el edificio día con día (en México todavía muchas escuelas tiene techos de ASBESTO o fueron pintados con pinturas con PLOMO) y a través de artículos que son traidos al salón de clase (lunch, niños con gripa) que generan la creación de microorganismos debido a la alta ocupación. Por si esto fuera poco, generalmente las escuelas se encuentran cerca de vías vehiculares que generan mucha contaminación. Existen estudios de la Clinica Mayo, Harvard y hospitales altamente reconocidos que han demostrado que los niveles de carbón (carbonizaciones) dentro de un salón alcanzan el 70% de lo que se encuentra en la calle. Se estima que el 80% de las escuelas están en áreas de alta contaminación.

El impacto de un mala calidad de Aire en los niños.

Los niños son particularmente vulnerables a los contaminantes tóxicos aéreos. No solo su frecuencia de respiración es mayor en relación a su peso, peor aún, el desarrollo de sus pulmones está afectado directamente por la contaminación del aire. La exposición a aire sucio durante estos años provoca una disminución en la capacidad respiratoria del niño en años posteriores. Se ha detectado un incremento de casos de asma, una de las causas principales de ausentismo en escuelas, ha sido relacionada con la exposición a elevados niveles de contaminantes. Estudios recientes han también sugerido que una mala calidad de aire interior puede reducir directamente la capacidad de desarrollar actividades mentales como concentración, operaciones matemáticas y de memoria.